El Plan de la Lectura región de Coquimbo 2017-2022 es fruto de un trabajo interinstitucional de largo recorrido realizado en el marco del Plan Nacional de la Lectura 2015-2020, en el que se estableció como meta la implementación de planes regionales de lectura, con el objetivo de otorgar una mayor cobertura territorial, visibilizar el trabajo local e incluir a toda la población de los diferentes territorios y rangos etarios.

Asimismo, es resultado de un proceso colectivo de diagnóstico, en el que participaron diferentes actores de la cadena de la lectura y el libro. Durante el 2016 y 2017 se realizaron talleres ciudadanos en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa, así como entrevistas y consultas a escritores, editoriales, docentes, encargados municipales de cultura, universidades y fundaciones, entre otros. El propósito de estas instancias fue estimular y poner en marcha una metodología que involucrara y comprometiera activamente a todos los actores regionales, además de conocer la situación del fomento lector en la región.

La publicación del Plan de la Lectura región de Coquimbo con sus énfasis, compromisos y acciones, coincide con un importante hito para el fomento lector: la inauguración de la Biblioteca Pública Regional Gabriela Mistral, la cual se encontrará ubicada a un costado de la Casa de las Palmeras, que fue propiedad de la destacada poeta, y que destaca a nivel nacional como la biblioteca más grande y moderna fuera de la región Metropolitana, por lo que se proyecta como un importante espacio cultural y comunitario.

Los énfasis y compromisos regionales 2017-2022 son: articulación de actores; equidad territorial; mediación lectora; producción editorial y, por último, investigación y evaluación regional.

Este Plan constituye una hoja de ruta para los próximos cinco años, que asume el desafío de fortalecer aquellas acciones que han favorecido el desarrollo de la lectura, así como el de crear nuevas iniciativas que aborden territorios y comunidades que aún no tienen la cobertura adecuada. Este documento es una invitación a entender el fomento lector como una tarea transversal, así como a concentrar los esfuerzos de los distintos actores públicos, privados y la sociedad civil, para garantizar la lectura como un derecho social para todos sus habitantes.