Noticias

Territorio, participación ciudadana y mediación son parte de las estrategias del Plan Regional de Lectura de Valparaíso

La nueva política tiene como desafío fomentar el hábito lector y el acceso a la lectura de personas con discapacidad, adultos mayores y pueblos originarios.

Miércoles 17 de enero de 2018

Ver un programa de televisión en vez de leer una novela por ocio sigue predominando entre las preferencias de los chilenos cuando se trata de realizar alguna actividad cultural en el hogar. Según los datos de la Encuesta de Comportamiento Lector 2014, un 71% de las personas prefiere un programa o una película televisiva como actividad en la casa, mientras que sólo un 16% elige leer un libro.

Esta realidad no dista mucho del comportamiento de los habitantes de la región de Valparaíso. En la zona un 53% de los encuestados declaró haber leído al menos un libro en los últimos 12 meses, de acuerdo a la misma medición.

Con el objetivo de fomentar el hábito lector y fortalecer acciones en esta materia, el Plan Regional de Lectura 2017-2022 fijó líneas estratégicas en el territorio para contribuir al desarrollo local y fortalecer las identidades colectivas, la diversidad cultural y el sentido de pertenencia de los ciudadanos.

A través de un diagnóstico regional y posterior análisis de las características de la población de las 38 comunas que componen la zona, se estableció enfatizar en la diversidad territorial, interviniendo en sectores vulnerables, con bajo índices socioeconómicos, y que presentan baja posibilidad de acceder a servicios de fomento lector.

En esta línea se desarrollará un trabajo territorial que reconozca las características de sus distintas localidades, tales como variables geográficas, demográficas, económicas y educativas de la población. Esto permitirá contar con criterios de selección y focalización para el diseño e implementación de iniciativas de fomento lector.

Otro de las líneas de acción del Plan Regional de Lectura para los próximos cinco años es la participación ciudadana, a través de la cual se busca articular a las distintas instituciones públicas con los territorios, ya sea mediante el trabajo directo con los municipios o con la comunidad.

El objetivo será vincular la implementación del plan con el trabajo local y fortalecer las redes de trabajo y el diálogo con los diversos actores del territorio.

En este marco, también se contará con mecanismos de información sobre las iniciativas que se desarrollan en la región. Por ello, se determinó generar una planificación estratégica, que aborde temáticas, metas y estrategias comunes, así como una agenda de trabajo común que establezca un sistema de seguimiento, identificación y evaluación de sus iniciativas y la realización de estudios sobre temas y grupos de población específicos.

La región posee una importante actividad cultural, por lo mismo, se potenciará la difusión de iniciativas de fomento lector desarrolladas por instituciones relacionadas al plan lector o impulsadas por actores de la comunidad, así como también se generarán alianzas con centros culturales.

A través de la valorización social de la lectura en distintos grupos etarios, se trabajará para desarrollar lineamientos en torno a la difusión de iniciativas de fomento lector, además de fortalecer los espacios de participación ciudadana estableciendo alianzas con centros culturales.

La formación de una red de mediadores de lectura es una de las metas del Plan Regional de Lectura 2017-2022. Por ellos se establece con énfasis el desarrollo de lineamientos para establecer una agenda de discusión para lineamientos en la formación de mediadores, además de fomentar la creación de una red de mediadores.

El director regional (S) del Consejo de la Cultura y las Artes, Patricio Cerda, indicó que “el Plan de la Lectura de la Región de Valparaíso, nos permitirá dar continuidad, fortalecer y generar acciones de trabajo conjunto, entre las diversas instituciones, organizaciones y creadores de nuestro territorio. Fue diseñado participativamente, con el fin de implementar una política pública que reconozca las particularidades de las comunas, la diversidad de voces de sus habitantes, y avanzar en la descentralización regional”.

Agregó que “es una invitación para unirse en torno a la lectura como una práctica transversal a todas las edades, lugares y contextos, junto con aunar los esfuerzos y producir la sinergia necesaria entre los distintos agentes de promoción de la lectura. Cuentacuentos en hospitales, diálogos en movimientos, bibliotecas populares, concursos literarios, y el apoyo a la creación e industria editorial local, entre otros, son parte de las acciones que este plan buscará seguir fortaleciendo y ampliando”.


Deja un comentario