Noticias

Regresa la lectura a las playas del país a través de Caleta de Libros

CaletadeLibros_LaHerradura

La tercera versión del proyecto instalará puntos de préstamos en los balnearios La Herradura, La Lisera, Playa Grande e Iloca.

Lunes 18 de enero de 2016

Arica, Coquimbo, Valparaíso y Maule serán las regiones que contarán con un punto de lectura de Caleta de Libros, iniciativa conjunta del Consejo de la Cultura y Corporación Cultural Espacios Creamundos, con el apoyo de Turbus y el Plan Nacional de la Lectura, enmarcada en el programa Chile celebra el verano.

La inauguración oficial de este proyecto que busca incentivar la lectura entre los veraneantes, llevando un diverso catálogo de libros a las playas, se realizó este domingo en el balneario La Herradura de la Región de Coquimbo, lugar donde el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destacó que “la playa es un lugar de reunión, de diversión, de descanso y ahora también es un espacio para la lectura, donde podemos hacer crecer la imaginación y fortalecer la educación, mientras disfrutamos en un ambiente lúdico, familiar y recreativo”.

“Queremos destacar además, que en el caso particular de esta región, el punto de lectura permanecerá abierto por más tiempo, como una manera de mitigar los daños sufridos por la biblioteca municipal, fuertemente afectada tras el terremoto y tsunami de septiembre del año pasado”, agregó. A excepción de Coquimbo, los puntos estarán funcionando hasta el 29 de febrero.

Los puntos de lectura se instalarán en la Playa Grande de Cartagena, en La Herradura de Coquimbo, en la Lisera de Arica y en Iloca, Licantén. Cada uno contará con 300 libros compuestos por los más variados géneros y formatos literarios, separados en secciones para adultos, jóvenes, niños y primeros lectores. Además, el préstamo de textos se complementará con lecturas de cuentacuentos, conversaciones con autores locales y muchas otras sorpresas.

Cartagena fue el primero de los puntos de lectura en inaugurarse, este sábado 16 de enero, en la Playa Grande de la comuna y el domingo comenzaron a funcionar los puntos de Iloca y Coquimbo. El martes 19 de enero se sumará Arica.

Para acceder a los libros sólo se realiza un breve registro con la cédula de identidad y de inmediato queda habilitado para acceder a libros, durante todo el verano

Cada punto contará con mediadores de lectura locales, que acompañarán a los visitantes y estarán a cargo de la realización de actividades de fomento lector y recomendar libros. Fabián Retamal, director de la Corporación Creamundos, entidad que impulsa el proyecto, destaca que la iniciativa es parte de un esfuerzo público y privado que “permite poner a disposición de miles de personas durante el verano un número importante de libros y actividades lectoras que esperamos puedan ser disfrutadas por toda la familia, en un ambiente lúdico y recreativo como son las playas y balnearios”.

Fernanda Arrau, encargada de contenidos de la Corporación Creamundos, agrega que el objetivo de este año es “crecer no solo en impacto sino también en profundidad de contenidos. Tenemos un productor en cada región, que está coordinando una programación cultural diaria porque queremos que se presten libros, pero también que pasen cosas y que cada lugar tenga una voz propia”.

Experiencia anterior

Este es el tercer año consecutivo que se instalan puntos de lecturas en las playas, proyecto que comenzó cuando ganó un Fondo del Libro del Consejo de la Cultura en su convocatoria 2014. En el verano pasado el programa contó con dos puntos de lectura, ubicados en Cartagena y Arica. Este último era un triciclo cargado de libros que recorría la playa La Lisera. En esa oportunidad, entre ambos puntos se realizaron siete mil  préstamos de libros  y cada punto tuvo más de 100 visitas diarias, cifras auspiciosas de cara a esta nueva versión.


Deja un comentario