Noticias

La biblioteca más al norte de Chile al fin contará con bibliomóvil

El anhelado servicio permitirá llegar con lectura y actividades culturales a los poblados más alejados de la provincia de Parinacota, en el límite septentrional del país, donde cientos de compatriotas viven y hacen patria.

Jueves 1 de febrero de 2018

Visviri está ubicada a 4.200 metros de altura, a sólo 3 kilómetros de la frontera con Bolivia y a 12 del límite con Perú. Aunque administrativamente figura como capital de la comuna de General Lagos, se trata de un caserío cuya población no supera las 265 personas, mientras que el total de la comuna apenas se empina por sobre los 600 habitantes, una de las menos pobladas del país.

“Aquí es donde comienza Chile”, afirman con orgullo sus habitantes, pero también es donde se hace más difícil distinguir entre nacionalidades dado al predominio de la cultura aymara por encima de los propios límites trazados por los respectivos países en la triple frontera.

Es ahí, en el extremo norte del altiplano chileno, donde funciona la Biblioteca Pública de Visviri, sostenida por la Ilustre Municipalidad de General Lagos en convenio con la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam).

La biblioteca es atendida por Alfonso Flores, su único funcionario y el responsable de prestar libros a los usuarios que visitan el recinto. Es él quien realiza los cursos de alfabetización digital y provee de computadores e Internet a la comunidad, tarea a la que se suman los talleres de lengua aymara para hablantes que son dictados por Isabel Villalobos, su esposa y voluntaria de la biblioteca, quien además se desempeña como inspectora del internado de Visviri.

Otra parte de la labor de Alfonso  es salir a recorrer periódicamente con su caja viajera las estancias y escuelas más alejadas de la comuna para llegar con lectura y actividades culturales a pequeñas comunidades  compuestas principalmente por personas mayores y niños.

Es así como los habitantes de poblados tan remotos como Chislluma, Ancara,Tacora, Humapalca, Ancolacane, Colpitas, Chujlluta, Guacoyo y Cosapilla pueden acceder a los libros y revistas proporcionados por la Biblioteca Pública de Visviri, en viajes que hasta ahora se han llevado a cabo gracias a un vehículo municipal y de manera esporádica, siempre sujetos a la disponibilidad del municipio.

El sueño de un bibliomóvil propio

Pero la buena noticia es que esta labor emprendida por Alfonso Flores ahora se hará más fácil con la adquisición de un bibliomóvil por parte de la biblioteca, proyecto postulado y adjudicado en el Fondo del Libro y la Lectura 2018 del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes.

“Estoy muy feliz por habernos adjudicado este proyecto y poder contar al fin con un bibliomóvil propio. Es algo que necesitábamos para poder llegar a las comunidades más alejadas con nuestros libros y actividades”, comenta Alfonso Flores, encargado de la biblioteca.

La adquisición del vehículo significará una inversión de $ 16.690.000 que irá en directo beneficio de personas que hacen patria en el límite septentrional del país, pero también de comunidades que -más allá de su nacionalidad- son representantes de pueblos indígenas y portadores de un legado cultural invaluable.

El bibliomóvil de Visviri es uno de los once proyectos vinculados a este tipo de servicios que serán financiados por el Fondo del Libro 2018, con lo que se busca seguir potenciando el acceso a la lectura en todo el territorio y para todos los públicos.


Deja un comentario