Noticias

Escuelas municipales y particulares subvencionadas reciben nuevas colecciones de Bibliotecas de Aula para kínder

La selección incluye 20 libros entre los que se encuentran obras recientemente premiadas por los Premios Literarios del Ministerio de las Culturas y por la Medalla Colibrí de  Ibby Chile.

17 de diciembre de 2019

El programa Bibliotecas de Aula de Prekínder a Segundo Básico, implementado por el Ministerio de Educación en el contexto del Plan Nacional de la Lectura, está terminando su proceso 2019 de distribución de las 6.004 colecciones bibliográficas de kínder para 4.143 escuelas de todo el país, beneficiando a 162.329 niños y niñas.

Esta nueva colección cuenta con 20 títulos de textos literarios e informativos, un set de láminas de kamishibai y la guía de orientaciones para educadoras de párvulos Cómo mantener activas las Bibliotecas de Aula que están destinadas para uso cotidiano de niños y niñas de kínder pues son enviadas a las salas de clases de escuelas municipales y particular subvencionadas.

Dentro de la colección destacan algunos títulos que han sido recientemente premiados, entre ellos Las rayas del tigre, de Marcelo Simonetti y Sebastián Ilabaca de Editorial SM e Insectopedia, de Daniel Aguilera e Itza Maturana de editorial Amanuta que acaban de recibir el premio Marta Brunet 2019, categorías Primera Infancia e Infantil, respectivamente, que entrega el Ministerio de las Culturas. Este último título, así como Adela y los calcetines desaparecidos, de Florencia Herrera y Bernardita Ojeda, Editorial Amanuta, también recibieron la Medalla Colibrí 2019 que otorga Ibby Chile.

El programa de Bibliotecas de Aula para los primeros años de escolaridad (educación parvularia y educación básica) tiene como objetivo favorecer el proceso de iniciación a la lectura, involucrando a los niños y niñas en prácticas lectoras lúdicas y participativas. A través de la entrega de colecciones bibliográficas y capacitaciones docentes se espera habituarlos a la experiencia diaria y placentera de lectura de textos literarios e informativos dentro de las salas de clases, desarrollando su sensibilidad estética a través de materiales de lectura atractivos, variados y actualizados.

La alfabetización inicial en Chile se caracteriza por el protagonismo del docente y el escaso desafío cognitivo para los estudiantes. Existe un predominio del discurso del docente, en modalidad de trabajo de curso completo, dejando a los estudiantes pocas oportunidades para participar oralmente y, por ende, de ampliar vocabulario y conceptos metalingüísticos. Estudios observan baja presencia de componentes relativos al conocimiento de lo impreso, uso de vocabulario y reconocimiento de palabras, así como evidencias sobre escasa variedad de materiales para la lectura y tiempo destinado a leer en primero y segundo básicos (Mineduc/Facultad de Educación UC, 2011, y Medina, 2015).

Deja un comentario