Noticias

Consejero Lautaro Núñez hace positivo balance de participación en Feria Internacional de Lima

El arqueólogo, Premio Nacional de Historia, fue miembro de la delegación chilena que estuvo en cita literaria peruana.

Lunes 11 de agosto de 2014

Como miembro del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, en representación del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (Cruch), el arqueólogo Lautaro Núñez, Premio Nacional de Historia 2002, formó parte de la delegación chilena en la 19° versión de la Feria Internacional de Lima (FIL), que se realizó en la capital peruana desde el 18 de julio al 4 de agosto, recién pasados y en que Chile, a través de la región de Antofagasta, fue país invitado de honor.

De su participación e impresiones sobre la feria, el consejero conversó en esta entrevista.

– ¿Cómo fue la experiencia de participar en la delegación chilena en la Fil Lima?

“Estos eventos son indispensables para generar una fuerte vinculación en términos de integración cultural fronteriza, de más valor que las comerciales y empresariales, sobre todo en tiempos de normalización de límites y de miradas históricas más orientadas al futuro que al pasado. De hecho, al valorar las culturas peruanas en plural, podemos ahora cohabitar en un ambiente de mutuo respeto, junto a sus emigrantes. Ver tantas obras de Neruda y Vallejos juntas fue un impacto simbólico de dos países que comparten historias  culturales más cercanas de lo que se piensa”.

– ¿Qué aspectos del viaje y la feria destacarías?

“Del viaje sólo la reiterada sensación de transitar entre dos países tan cercanos y que de paso compartimos un mismo paisaje fronterizo físico y social transdesértico. De la feria lo antes descrito y las ganas de leer y ver esa fascinante Amazonía, que nosotros no tenemos”.

– De lo que pudiste ver y compartir con pares peruanos o de otros países respecto al libro y su industria ¿qué cosas te parecieron aplicables en Chile?

“Al ver gente de aspectos humildes devorándose los libros y que no siempre los podían comprar, recordé aquellos tiempos en que nuestros proletarios eran ilustrados y en cada ciudad del norte podían leer y entender que pasaba en Chile y el mundo, a través de cinco periódicos ¿Cómo volver a esos tiempos en que leer masivamente en Chile era el principal instrumentos de civismo, progreso social, cambio, madurez política y cultural?

Había antes una frase común en Perú que decía ‘¿En qué tiempo se jodió el Perú?’ Permítaseme replicarlo ahora: ¿En qué tiempo se jodió Chile?  Una política de estado estable y férrea, unida a los cambios educacionales en curso, nos permitirá saber cuándo y cómo nos jodimos, y al igual que Perú, saber cómo saldremos de esta jodienda farandulera, que no nos asienta bien”.

– ¿En qué aspectos crees que este tipo de intercambios y reciprocidad son beneficiosos para ambos países?

“Lo ocurrido es el preámbulo para convocar encuentros fronterizos sobre temas culturales diversos que compartimos: patrimoniales, educacionales, literarios, universitarios, religiosos, de creatividad popular, arte de la representación, cuestiones medioambientales, históricos, arqueológicos, socio-antropológicos, étnicos, ecológicos, etc., donde las ediciones binacionales deberían reflejar un nuevo espíritu moderno de real integración latinoamericana, a partir de temas sin fronteras. Al menos los arqueólogos lo hemos logrado y sabemos que es posible: las lecturas vinculantes serán las primeras expresiones conducentes, derivadas precisamente de estos eventos pioneros”.

Deja un comentario