Noticias

Biobío presenta proyecto de fomento de la lectura e integración Kamishibai Migrante  

La tercera versión de esta iniciativa que busca conocer a través de la lectura la realidad de estudiantes  de otras nacionalidades, fue presentada en Concepción.

Viernes 19 de octubre de 2018

 

En el Colegio Brasil de Concepción se lanzó el tercer proyecto de Kamishibai Migrante, dirigido a los alumnos de enseñanza básica, para el desarrollo del interés por la lectura a través de la técnica japonesa del teatro de papel. Este proyecto fue elaborado y financiado por la Secretaría Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la región del Biobío, en el marco del Plan Nacional de la Lectura.

 

Para esta tercera versión, las seremis de las Culturas y de Educación y el Departamento de Administración de Educación Municipal de Concepción realizaron en conjunto una búsqueda de información de los estudiantes migrantes en la región. De los 753 alumnos del Biobío, 85 correspondieron a estudiantes de segundo ciclo básico de la capital regional. De esta manera, de entre todos los colegios, se convocó a participar a los estudiantes de los colegios Brasil, Las Heras, España y Biobío, quienes contaron con un mayor número de matrícula de estudiantes migrantes.

 

En esta convocatoria, gracias al apoyo de los directores de los colegios Brasil, España y Biobío, y de la meritoria colaboración de las profesoras de Lenguaje, participaron 13 estudiantes que se remitieron a historias significativas y valiosas, y de los cuales se seleccionó a un estudiante, autor de una narración ganadora.

 

Kamishibai Migrante La chiqui, corresponde a la creación literaria de la estudiante ganadora del concurso en 2017, Denisse Guerra Toledo, alumna venezolana quien en ese entonces cursaba quinto básico en el Colegio República del Brasil de Concepción, y quien contó cómo fue su experiencia al dejar a sus seres queridos de Venezuela e insertarse en la cultura chilena. Esta obra artístico literaria fue ilustrada por el artista Carlos Vergara, de destacada trayectoria en el ámbito creativo del grabado y de ilustraciones para niños y niñas.

 

El lanzamiento de La chiqui fue representado por Claudia Urbina y la compañía Libélula Coja en el Colegio República de Brasil, en presencia de la autoridad del establecimiento, la profesora de lenguaje que orientó a Denisse y alumnos de tercero y sexto básico.

 

Dioni Guerra, padre de Denisse, comentó que «es un orgullo poder ver la creación de experiencias que tuvimos como familia y como ella las contaba, fue realmente emocionante lo vivido recién».

 

«Es un orgullo que las obras de una de nuestras estudiantes ahora esté en diversos colegios de Chile y que sean un ejemplo para todos aquellos inmigrantes que llegan a Chile, creemos que es una manera importante de demostrar como avanzamos en la inserción de todos aquellos niños que ahora son nuestros alumnos», expresó Manuel González, director del Colegio Brasil.

 

Actualmente el material gráfico de La chiqui es utilizado en diversas instancias de mediación lectora como escuelas, bibliotecas públicas, jardines infantiles, universidades en carreras de Pedagogía y Lenguaje, entre otros.

 

El primer kamishibai empleado en Chile fue sobre el relato mapuche Treng Treng y Kai Kai, ilustrado por la artista Paloma Valdivia, y el segundo fue ilustrado por la artista Carmen Cardemil, inspirado en el cuento Historia de perros y gatos de la escritora Marta Brunet, Premio Nacional de Literatura (1961).

 

El kamishibai es una forma de contar historias que se originó en los templos budistas de Japón en el siglo XII, donde los monjes utilizaban emaki (pergaminos que combinan imágenes con texto) para narrar historias con enseñanzas morales para audiencias mayormente analfabetas.

 


Deja un comentario